Sexta Quedada Bloguera Literaria

No hay texto alternativo automático disponible.


Tuve la fortuna de asistir por segundo año consecutivo a la Quedada Bloguera Literaria que se realiza año con año desde hace ya seis años. Para los que no saben en qué consiste este evento, en resumen, es una reunión de blogueros donde nos juntamos no solo a recibir las novedades que se esperan de las editoriales en lo que resta del año, sino también a convivir y compartir ese amor por la literatura que poseemos, además de tener la oportunidad de realizar un intercambio de libros y separadores de nuestros blogs, y si, efectivamente nos llevamos varios regalitos por parte de las organizadores y las editoriales que tan amablemente nos consienten.

Debo confesar que este año me encontraba emocionada y nerviosa por partes iguales, a tal grado que mi subconsciente me traiciono y a una semana  antes del evento tan esperado, mi cuerpo comenzó a sentir miles de dolencias que no me molestaban desde hace mucho tiempo, al grado de llenarme de medicamentos para poder asistir a la quedada, mis hermosos y queridos nervios siendo tan lindos como siempre –sarcasmo puro- en fin; después de tanto tiempo de espera, de tener mis separadores con tres meses de anticipación, que por cierto debo agradecer a mi hermana por realizarlos aunque aún deba vender mi alma al diablo para saldar esa cuenta, aun así con ello valieron la pena porque le quedaron sumamente hermosos.

Créanme cuando les digo que la emoción comienza desde meses atrás cuando se abren las inscripciones para asistir y las chicas organizadores nos comienzan a dar las noticias, es sin afán de exagerar, uno de los eventos más esperados e importantes para nosotros los bloggers porque creo que nos da la oportunidad no solo de fangirlear con las novedades, también de reunirnos con aquellas personas  con las que hemos creado cierta amistad debido a esta plataforma y como diría mi madre, de echar el chal un ratito y platicar plácidamente sobre nuestra mayor pasión, la lectura.

Después de tanta espera, planeaciones y expectativas el día había llegado. Tuve que levantarme más temprano de lo normal porque pareciera que solo Dios conoce la existencia de mi calle debido a que queda bastante retirada de todos los lugares lindos y hermosos del Distrito Federal, además tenía el pendiente de que mi hermano quien me iba hacer el enorme favor de prestarme su carro para que mi padre me llevara no había llegado y ya pueden imaginarme, marcándole como loca a su celular para saber que había pasado y hasta planeando la ruta por metro en caso necesario; por fortuna el bromista de mi hermano llego cuando ya me estaba poniendo paranoica por lo que pude relajarme y seguir arreglándome para poder desayunar, creo que soy de ese inexistente por ciento que come para ir a una comida y aunque resulte bastante gracioso, la verdad es que si no como algo antes de abandonar mi casa es probable que me arrepienta de ello porque seguramente se me bajara el azúcar o mi migraña decidirá salir a saludar en el momento menos agradable. Cuando estaba más o menos lista le pedí a una de mis hermanas que me peinara porque mi cabello es medio afro pero más rebelde que afro y no se deja manipular por su exigente dueña.

Posterior de no sabría decir con exactitud cuantos minutos, estaba lista y debido a que mi padre -como les había contado es el hombre más puntual de la tierra- ya tenía cara de frustración, por lo que tome mi camino para dirigirme al centro cultural Elene Garro donde seria dicho evento, yo en mi inocencia e ilusión pensaba que llegaría una hora antes tal como me había pasado el año pasado, pero ¡Oh sorpresa! Que el hombre más puntual de la tierra y prácticamente el guía roji en carne y hueso, es decir mi padre, se perdió y llegue justo a tiempo para colocar mis etiquetas en los libros que llevaba de intercambio e ingresar a la hermosa librería, que por cierto no tenía el placer de conocer pero es HER-MO-SA. Tengo que confesarme nuevamente, y decirles que a esta altura me encontraba sumamente nerviosa porque tengo varias características que me hacen un tanto-demasiado antisocial por lo que tenía miedo de no encajar a pesar de que era la segunda vez que asistía, aun cuando había quedado con Stephanie de sentarnos juntas para ponernos al día, pues mis inseguridades me hacían imaginar un millón de escenarios posibles que afortunadamente ninguno de ellos se hizo realidad y si algo debo agradecer a la quedada y a los lindos bloggers que asisten, es el hecho de que con solo una sonrisa o saludarme me han ayudado a superar un poco esta vena tímida y antisocial con la que he lidiado toda mi vida.

Y si, sé que a esta altura revisando lo que he escrito mi crónica va a quedar larguísima por lo que espero no aburrirlos.

En fin, al ingresar nos registramos y es ahí donde recibimos un par de regalitos así como la oportunidad de escoger un libro que las organizadoras muy astutamente forraron para no juzgarlos por sus portadas, y así poder llevarnos una sorpresa al descubrir que libros nos había tocado. En mi caso fue Anne & Henry de Dawn Ius que fue una grata sorpresa porque a pesar que ya lo había leído quería la versión original puesto que contaba con la que V&R habían dado a los colaboradores por lo que me alegro de haberlo conseguido sin tener que romper mi alcancía. Sin embargo, mi confianza iba aumentando cuando varias chicas me saludaron y se portaron sumamente amables conmigo. Al final tuve la suerte de sentarme con Stephanie como habíamos planeado y con Daniel, a quien también había conocido el año pasado.

Los primeros en comenzar fueron Harper Collins quienes eran los anfitriones de este año, y así fue como comenzó el hermoso desfile de editoriales que tan amablemente nos presentaron las novedades del segundo semestre del año en curso, les puedo decir que con cada novedad que iba apareciendo, pensaba muy seriamente que órgano interno me funcionaba aun correctamente para venderlo en el mercado negro y poder adquirir cada uno de los libros que me conquistaron. Cuando el almuerzo llego la verdad que yo creía que no comería nada porque ya había desayunado algo en mi casa, pero todo se veía tan delicioso que no pude negarme a probar un poco de lo que nos habían preparado, aunque recuerdo que después de terminar de almorzar me quede acomodando mis libros que estaban en un caos total mientras mis amigos iban a comprar sus libros para la firma de autores.

Si no mal recuerdo después de Harper Collins fue el turno de Penguin Random House, SM y Lecturalia, después de ello tuvimos un receso que permitió a las organizadoras acomodar todo para que la mesa de plática con los autores comenzara. Fue una charla súper interesante porque tuvimos la oportunidad de conocer mucho más a los autores, además, personalmente creo que es sensacional encontrar autores que comprenden las reseñas negativas y que no se lo toman tan personal; los autores de este año me agradaron mucho, tienen un sentido del humor admirable y sobre todo, creo que son escritores con los pies en la tierra que buscan sobre todo, aumentar la lectura en México y que los autores nacionales sean tan reconocidos como los extranjeros.

Cuando la charla llego a su fin era turno de la firma de ejemplares, esta vez solo llevaba dos libros del mismo autor, Jorge A. Estrada, pues quería una firma para mí y otra para el bello de mi sobrino que ama los libros de terror, así que no perdí la oportunidad e hice fila para conseguir las firmas, lo más gracioso es que Steph que llevaba mucho más libros que yo salió primero de la fila con todos sus libros autografiados, sin olvidar que me tarde mucho más en salir a comer porque de nuevo tenía que acomodar los libros que llevaba, aunque también me tome el tiempo para intercambiar algunos aprovechando que había tiempo. Otra anécdota para contar es que en cuanto comenzó las firmas yo estaba buscando a Erick porque tenía que entregarle sus premios, pues suponía que iba aprovechar para que Janeth G.S le firmara sus libros, por fortuna casi al final logra localizarlo para entregarle sus libros; por cierto es un chico súper adorable.

Posterior de comer los famosos y deliciosos tacos de la quedada, relajarnos un poco e intercambiar saludos y un poco más de chisme, ingresamos de nuevo para seguir con las novedades de Ediciones Urano, Océano y  de la dirección General de publicaciones. Cuando por fin estábamos realmente pensando cómo íbamos a conseguir cada peso de las novedades que se iban incrementando en nuestra lista de pendientes, llego uno de los momentos más divertidos, los concursos por lo que era hora de Los Juegos del Hambre o como quien dice, las batallas épicas de la quedada. Como es costumbre nos dividimos en equipos, las capitanas eran las organizadoras, por segundo año consecutivo me toco en el equipo de Izamari y con Stephanie con quien volvi a hacer equipo, como no cabíamos en el auditorio en el primer juego tuvimos que salir al jardín e ingeniárnosla para poder escribir en las hojas porque no había espacio para sentarnos. El primer juego eran los títulos desordenados, sin embargo el frio que tenía no me dejaba pensar y aun así con ello, Steph y yo tuvimos la fortuna de ganar, aunque después tuvimos como dos oportunidades de ganar con la sopa de letras y el rompecabezas pero por cuestión de segundos nos ganaron, pero la verdad es que le diversión y adrenalina que se viven en esos concursos son súper divertidos y valen muchísimo la pena, porque genera como un ambiente de unidad, bastante genial.

Y como nada dura demasiado o para siempre, la hora del final se iba acercando, no sin antes comenzar con los intercambios de libros pero sobre todo de separadores, que a esta hora siempre se vuelve un poco difícil no pasar de alguien porque a menos a mí me ha pasado que no logro darle separadores a todos, así que si alguien me falto mil disculpas. El libro que me toco debido a ganar el concurso fue Dumplin de Julie Muyphy que tenía muchísimas ganas de leer y que por fortuna pude traerlo conmigo a casa.

No podíamos irnos sin antes tomarnos la foto grupal, es genial el como todos procuran acomodarse de la forma correcta para que cada uno de los asistentes tengamos la oportunidad de aparecer en la foto, es algo más que me gusta de este evento, la solidaridad que se puede palpar en él. ¿Qué puedo decir? Tantos meses de espera y emoción valieron totalmente la pena, pude conocer personas sensacionales y reforzar lazos con aquellas personas que este mismo evento me permitió conocer. Si hay algo que tengo que agradecer inmensamente a la quedada es la oportunidad de darme seguridad y avanzar en un terreno que me aterraba desde hace años, el socializar con desconocidos. Me han dado una de las mejores experiencias en mi vida que rememorare con cariño por toda mi vida. La verdad es que es grato regresar a casa con un botín de libros nuevos, pero es aún más placentero regresar con la caja de los recuerdos y vivencias llenas de alegría.

Fue genial haber asistido, pasar tantas horas en un lugar tan hermoso como el Centro Cultural, convivir con gente tan linda que te reciben con los brazos abiertos y que comprenden tu pasión y obsesión.  Desafortunadamente no pude tomar tantas fotos como habría querido, especialmente se me olvido tomarme una con Sofía y es lo que más me entristece, pero al menos tengo la fortuna de haber platicado con ella nuevamente. Quiero agradecer de todo corazón a Izamari, Kenya, Grecia y Viridiana por prácticamente matarse por hacer un evento tan fenomenal como lo es la quedada, muchas gracias por su tiempo y dedicación, este evento no sería absolutamente lo mismo sin toda esa energía y amor que ustedes aportan. Ahora no me queda más que contar los días para la próxima quedada.

Summer

13 comentarios:

  1. Que bonita crónica, aunque ya es un poco tarde siempre me gusta pasar a leer todas la crónicas.
    Como siempre es una lástima que no haya podido convivir contigo más tiempo :/
    Saludos espero vernos pronto :)

    ResponderEliminar
  2. Awws, que pena que no tuve oportunidad de charlar contigo, yo sigo tu blog desde hace tiempo hahah pero en fin, que veo mi separador por ahí y yo quede encantada con el tuyo, gracias 💙 :3
    Me alegra que la hayas pasado muy bien y a ver si nos vemos el proximo año.
    Un saludo.💞

    ResponderEliminar
  3. Ay, qué maravillosa experiencia y qué linda crónica escribiste. Me alegra que todo fuera tan bien. Ojalá se hicieran esas cosas acá.
    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  4. Hermosa!
    A mi me dio mucho gusto verte, y aunque sea de rapidito, darnos un abrazo, que creo no hubo tiempo de más. Que bueno que al final en este ambiente y si como comentas, ahí no importa si nos conocemos o no, si tenemos seguidores, colaboraciones... es un ambiente increíble que cuando te saludan, te sonríen, todos esos nervios que algo podía salir mal se van... esperemos haya una 7 quedada y nos volvamos a ver.
    TQM
    PD: Gracias por mi regalito!

    ResponderEliminar
  5. Fue muy divertido cómo me enteré de tu verdadero nombre, jaja. Fue un placer conocerte el día de la quedada y luego con V&R. Me pasa lo mismo que a ti, soy muy malo para socializar, pero estar con tantas personas que hacer lo mismo que yo me da un buen de confianza hasta para hablar en la fila de los tacos, jaja.
    Si hay otra quedada ojalá platiquemos más tiempo C:
    Pd: Muchas gracias por los libritos <3 y el separdor que amo mil (en serio, quedaron bellísimos).

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    Madre mía, ¡qué envidia que me das! Yo soy de España y aquí esas quedadas no son tan conocidas y habituales. Sí, las editoriales de vez en cuando invitan a algunos bloggers y booktubers para presentar algunas novedades, pero casi siempre son en las dos grandes ciudades (Madrid y Barcelona) y estos eventos suelen ser bastante 'secretos' xD

    Luego una vez al año se celebra la Blogger Lit Con, un día en el que se supone que todos los bloggeros y personas interesadas pueden pasarse a ver los stands de las editoriales, jugar a juegos, participar en competiciones, etc. Nunca he ido por eso, porque yo no vivo en Madrid y porque siempre me coincide con exámenes de la universidad para mi desgracia.

    Me encanta ver que en otros lugares se organizan días tan especiales y que, a juzgar por tu entrada, esta reunión es bastante íntima y acogedora <3 Me alegro de que lo pasaras también y es normal que estuvieras tan nerviosa! Yo lo estaría :P

    Me quedo por tu blog porque el diseño es hermoso y me ha encantado leer esta entrada <3

    Besos gatunos!

    ResponderEliminar
  7. Holaaa
    Que fantástica experiencia, en Madrid he vivido siempre la BLC (Blogger Lit Con) y la disfruto mucho todos los años
    Me alegra que pudieras asistir a este evento y disfrutarlo
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Qué interesante, ojalá yo hubiera asistido :D
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. Hola! me alegra que existan esa oportunidades de poder reunirse, me encantaría que en mi pais tambien existieran, y me alegro mucho que disfrutaras de esta quedada bloguera
    besos de colores...

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola nena! Yo soy mega mala para socializar también, olvido caras, nombres y no tengo ni idea de cómo iniciar una conversación x___x pero como dices, este evento sirve justo para conocernos poco a poco más *-* Yo este año casi no vi a nadie, no entiendo qué hice que siento que no platiqué ni tomé fotos ni nada :'( Ahora me queda esperar más de 300 días para volver </3
    Un abrazo,
    Montse :D
    http://losmillibros.blogspot.mx
    http://365diasconmon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Hola!,
    La verdad es que el evento estuvo excelente, por ahí vi mi separador así que me alegro de que hayas podido recibir uno porque los hice con mucho cariño.
    Fue un gusto haberte visto ese día, aunque creo que no hablamos casi nada, Ojalá la próxima sí lo hagamos.
    Saludos desde Las Páginas de Alex ♡

    ResponderEliminar
  12. hola! excelente entrada y experiencia muy bella, gracias por todo lo que nos cuentas y las fotos que nos ayudan a ver mejor lo que tu viste!! gracias , abrazosbuhos.

    ResponderEliminar
  13. Buenas!
    Yo también quiero una experiencia así
    Gracis por compartirla
    🐾Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    ResponderEliminar